jueves, 10 de enero de 2013

Barritas de chocolate y galletas

¡¡¡Feliz Año!!!¿Qué tal han ido las fiestas?las mías han sido algo "raras", pero bueno.
Éste año va a ser genial, lo presiento ^_^. Además, estoy de celebración porque hace casi un año que comencé con el blog, y como con todo, hay cosas buenas y malas, pero todo se va superando con paciencia.
Bien, ésta vez, nada de dietas depurativas ni cosas de esas. Os traigo una receta de Hummingbird que es de rechupete. Tengo que confesar que no tenía muy claro lo qué receta hacer esta vez. He tenido un par de encargos de cupcakes, pero son recetas que ya os he puesto, así que....pregunté en casa qué querían y salió ésta. Es la segunda vez que la hago y estoy pensando que debería hacerla más, pero mis michelines me piden compasión, así que me reprimiré un poco. Es una receta que no necesita horno, así que está chupada. Vamos allá.
INGREDIENTES
- 400gr de mantequilla
- 200ml de miel de caña(o golden syrup. Yo encuentro la miel de caña en Mercadona)
- 100gr cacao en polvo(yo uso Valor sin azúcar)
- 550gr de galletas tipo Digestive (en la receta original ponen 800, pero a mi me parece mucho)
* 200gr de pasas(opcional)

PREPARACIÓN
Romper las galletas en trozos que no sean muy grandes y reservar en un bol. (*si ponéis pasas, ponedlas ahora en éste bol junto a las galletas)
Para que os hagáis una idea, así las hago yo, pero como siempre os digo, hacedlo como más os vaya a gustar a vosotros:

En un cazo ponemos la mantequilla, el cacao y la miel. Ponemos a calentar a fuego medio hasta que los ingredientes se hayan mezclado (hay que remover a menudo para que no se pegue)
Echar ésta mezcla en el bol donde están las galletas(y las pasas si habéis echado). Con una cuchara (o el utensilio que más rabia os dé :P ) mezclarlo todo, para repartir bien las galletas(y pasas).
Poner la mezcla en un recipiente de aluminio, de esos de usar y tirar. Tapar con un papel film y poner peso encima, para que quede compacto.
Dejar que se enfríe completamente antes de meterlo en el frigo. Dejarlo allí al menos 3 horas, o mejor aún, toda la noche.
Cuando esté listo, desmoldáis y lo cortáis en trozos al gusto.

Os recomiendo que lo hagáis, la miel de caña le da un toque especial, y además es muy rápido de hacer.
Nos vemos dentro de dos semanas ^_^
Besos

1 comentario:

  1. q buena pinta a ver si m lanzo a hacerlo
    barbycorti

    ResponderEliminar